Gestión integrada del recurso hídrico

La Universidad tiene un programa para el uso eficiente y racional del agua, incluyendo la potabilización, el tratamiento de aguas residuales, químicas y el reúso de las aguas lluvias. A continuación, se mencionan de manera general cada una de ellas:

El abastecimiento de agua potable de la universidad se hace a partir de un pozo profundo de 143 metros y bomba vertical a 42 metros de la superficie. Se extrae el agua pasando por un proceso de filtración, desinfección y posterior almacenamiento en un tanque para ser distribuida a la red del Campus, con una capacidad de bombeo de 100 galones por minuto para una población equivalente de 8.000 personas. Asimismo, la universidad efectúa las mediciones de calidad de agua establecidas por la normatividad colombiana, por intermedio de un laboratorio externo.

En la planta de tratamiento de aguas residuales, se realiza un tratamiento de aguas crudas de baños y cocinas del campus. Este tratamiento consiste en un filtrado orgánico y no orgánico, trampas de grasa, proceso de tratamiento biodegradable y finalmente una separación de agua y lodos.

Las aguas químicas procedentes de laboratorios, son almacenadas, neutralizadas y posteriormente conducidas a la PTAR en pequeñas dosis para su tratamiento.

Asimismo, para la conservación del agua en función de las aguas pluviales, la universidad cuenta con un sistema de alcantarillado pluvial que conecta con una laguna de aguas lluvias de aproximadamente 600 m3 de agua almacenada, utilizada como sistema de agua para riego de jardines y zonas deportivas, al igual que el rehúso de las aguas residuales destinada a la misma actividad.

En esta gráfica se presenta el consumo de agua de los últimos cuatro años. Para el año 2018 se evidencia una disminución aproximada de 1,000 m3 con respecto al 2017. Esta reducción, está asociada a las diferentes campañas de concientización que se realizaron al interior del Campus universitario.